Para darnos cuenta qué fue lo que dejó el P. Beda nos podría ayudar conocer algunos otros párrafos en los que se nos retrata un poco su figura, por una parte como sacerdote, confesor y director de almas de elección, y otra como autor reconocido de varias obras literarias de carácter ascético y místico teológicas.

Con este párrafo que sigue la srita. Mª de Regibus nos traza algunos rasgos de la figura del P. Beda. Se trata de la segunda carta que la srita. le escribe al confesor de Luisa, que en realidad es la primera, pues la primera se había perdido en el correo.

Luisa escribiendo su diario

« Me permito escribirle lo que ya le había dicho en la primera carta que le mandé y que se perdió, para informarle mejor respecto al P. Beda.

 

El Padre Beda es un escritor apreciadísimo aquí en Alemania; está por publicar una obra suya de seis volúmenes sobre « Los estigmatizados de la Iglesia Católica ».

 

Ha escrito muchos libros, entre los cuales « La escuela de virtud de la Beata Gema Galgani », (ahora Santa Gema Galgani) que ya está en su cuarta edición, y que ya han traducido al italiano las R. Madres Pasionistas de donde era la Beata (Santa Gema).

 

Ha traducido al alemán las cartas y la vida de San Gabriel de la Dolorosa, etc.

 

El docto P. Beda no podrá dejar de traducir muy bien el Tratado, el cual, como él mismo lo ha dicho, presenta no leves dificultades… »

En seguida transcribimos algunos fragmentos de entre las cartas del P. Beda en las que sin hablar directamente de lo que hace nos habla de quien es él y así podemos darnos cuenta de su talla de autor.

« Me descuidé mucho hace cuatro años compilando otra grande obra de 7 volúmenes y desde entonces siento continuos silbidos en el oído, murmullos y también punzadas en la cabeza. »

 

« El examen teológico y místico no me sería difícil, pues habiendo publicado un libro llamado « Los fundamentos de la Mística Católica », el censor eclesiástico no tuvo nada que decir, ni siquiera en alguna frase. »

En otra de las cartas hace un elenco de algunas de las obras más importantes que dio a la luz:

« Me sea permitido indicar algunas de las obras escritas por quien suscribe: (aquí sigue una lista muy detallada que resumimos para no alargarnos.)

- Recuerdos de viajes de Lucas, escuela de Virtud. (
5 Ediciones.)
– Cartas y vida de Gabriel Possenti.
– En la Santa hora matutina. 3 Volúmenes.
– La Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. (En este caso no se trata de « Las horas de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo », sino de otro libro.)
– La santificación de la semana como apostolado mundial. 6 Ediciones (48,000). Traducido también al italiano, francés y polaco. La oración por los sacerdotes que es una parte de este libro fue reproducida en 1,800,000 ejemplares.
– Fundamentos de la Mística Católica.
– Los éxtasis y sus fenómenos.
– Varios artículos para revistas y periódicos.
Y en manuscrito:
– La estigmatización y sus efectos.
– Los estigmatizados en la Iglesia Católica.
Obra de 8 volúmenes, de los cuales 6 ya completados, tomada de obras escritas en 8 diferentes idiomas.
Etc. »

Con esto podemos darnos cuenta un poco que el P. Beda no era una persona que tuviera mucho tiempo, ni un joven en la plenitud de su vida, ya que además habría de morir hacia el año de 1940; nos hace ver también todo lo que tuvo que dejar atrás. De hecho, las obras de un autor conocido, crecen siempre en magnitud y ciencia, por la madurez adquirida sea como autor que como sacerdote.

Recordemos pues que él era religioso benedictino, y se dedicaba activamente a una obra grandiosa como era la de escribir 8 volúmenes sobre los estigmatizados de la Iglesia, en la cual se encontraba ya en el sexto volumen. Como lo testimonia este párrafo:

« Por ahora me estoy ocupando de la edición de la “Historia de los estigmatizados de la Iglesia Católica” la cual saldrá en 8 volúmenes, de los cuales están ya listos seis. En esta obra están también incluidos aquellos que han participado a la pasión de nuestro Salvador, y por lo tanto el alma solitaria, encontrará después de su muerte, un puesto de honor en mi obra. »

Como se puede ver, esto nos dice que se encontraba ocupado en esta obra y no obstante la magnitud e importancia de ella, la dejó totalmente. Es más, dice que fue para él como una prueba que quiso ponerle el Señor, y que por el Reino de la Divina Voluntad venció la prueba, dejando esta obra para dedicarse totalmente a la Divina Voluntad.

Y veamos hasta qué grado:

« He trabajado en las Horas de la Pasión cada mañana, cada tarde y muchas veces hasta por la noche sin interrupción a excepción del domingo ».

En los siguientes párrafos pueden uds. darse cuenta del cuidado y la atención tan grande que el P. Beda puso en la traducción, tal como lo requiere un trabajo tan importante, y por lo tanto el empeño y la buena voluntad del P. Beda para hacer que saliera un libro digno de la Divina Voluntad.

« Como ya sabe ud. el Pequeño Tratado está ya traducido, es decir, primero lo he escrito a mano. Ahora lo estoy releyendo y revisando, después haré que lo copien a máquina. Esta copia luego será revisada de nuevo, pero ya será poco lo que se corrija.

 

Le hago saber esto porque quiero que sepa cuanto me preocupa la precisión de las publicaciones, porque solamente lo mejor es suficientemente bueno para el pueblo.

 

He hecho ya muchas traducciones del italiano, pero en ninguna encontré tantas dificultades cuanto en esta del Reino de la Divina Voluntad. Primero es sobre todo necesario aferrar bien el profundo significado de las revelaciones de la Divina Sabiduría; luego es necesario revestirla de una forma lo más clara posible, precisa y comprensible a todos los lectores: para expresar la más profunda verdad es necesario usar la máxima claridad. Todos los que hasta ahora han leído la traducción han quedado cautivados por el elevado, es más, divino contenido y me han asegurado que jamás habían leído algo semejante ».

Y en otro pasaje:

« Ahora he penetrado ya bien el sentido profundo de los pensamientos de la Sabiduría Divina para poder traducirlos en lengua clara y fácilmente accesible…

 

Cuanto más nos sumergimos en este Tratado más descubrimos lo divino, que nos absorbe y nos penetra de un modo tan suave y dulce, que seguirlo y vivirlo es todo ».

Poco antes de que saliera a la venta el libro salió un folleto de propaganda escrito por el P. Beda para dar a conocer al público su nueva obra. Transcribimos solamente los párrafos más significativos.

“Mensaje de Dios a la humanidad – Revelaciones de la Divina Sabiduría a un alma solitaria aún viviente, denso en su contenido, grande, que trae consigo un gozo que jamás se había conocido.

 

Palabras de Jesús: « Quien persevera en mi Voluntad obra en modo divino ».

 

Ningún espíritu humano podría osar pensar y menos aún decir lo que está escrito en este libro (seguirán otros). El lector queda simplemente maravillado ante el cuadro que el Salvador traza de la grandeza del amor que Dios tiene por los hombres en el Reino de la Divina Voluntad. Y sin embargo él siente con toda el alma la realidad de las altísimas cosas que se le descubren y por eso se adentra en la lectura con estupor, con paz y con gozo profundos, ante la cual se disipan todas las necesidades humanas y todas las miserias terrenas…

 

Parece que la Providencia Divina ha querido reservar estas manifestaciones para nuestra época enferma, cual único medio de salvación tanto para los pueblos cuanto para cada hombre en particular. Son la respuesta del cielo al grito de la humanidad que invoca salvación. Quien se sumerja en estas revelaciones queda encadenado para siempre por ellas (bien lo decía el P. Beda por experiencia). Por eso este libro no se leerá una sola vez, sino durante toda la vida…

Más tarde, cuando terminada toda revisión se publicó el libro, la respuesta fue verdaderamente sorprendente y masiva. Transcribimos solamente algunos párrafos tomados de diferentes cartas tanto del P. Beda como de la srita. Mª de Regibus.

Padre Ludwig Beda« Ya salió el 1er. Volumen. Hoy salió en el periódico de Konnersreuth un artículo sobre la Voluntad de Dios. Se le ha hecho mucha propaganda. Ya de antemano ha habido muchos pedidos, tanto que el editor no sabía explicarse lo que estaba sucediendo… El editor tiene calculados difundir más o menos unas 50,000 copias. Aquí no está solamente el dedo de Dios, sino toda la mano… »

 

« Ya he recibido más de 100 cartas de aprobación para el primer volumen. Entre ellas una muy conmovedora de una princesa, cuyas dos hijas vinieron a visitarme. También el editor recibe muchas cartas ».

 

« Un profesor de la Universidad, Dr. en Teología y Filosofía, escribió un artículo de 9 páginas sobre el tratado ».

 

« Me han pedido permiso de traducir el libro al Inglés para América. El libro ha llegado también a Francia y África. Se ve que el Rey del Universo está extendiendo su Reino por todo el universo ».

 

« Un alma privilegiada me escribía hoy: “Es el libro más hermoso que yo he tenido en toda mi vida”. No podemos darle gracias suficientemente al Señor por abajarse tanto hasta nosotros en su grande misericordia ».

 

« Me han pedido permiso para traducir el libro en inglés, francés y polaco ».

Los comentarios que se recibieron fueron muchísimos, en Alemania, en Italia y en varias partes del mundo, como ahora mismo está sucediendo con las nuevas publicaciones de los escritos de Luisa.

En fin, solamente unos años después murió y así como con la muerte del Beato Aníbal di Francia se detuvo su obra, una vez más, al morir el Padre Beda no hubo quien continuara su obra, a la cual se había consagrado hasta el martirio, haciendo todo a un lado.

Estamos seguros que ahora desde el cielo están contentos, viendo que todo aquella difusión en la que ellos soñaron está tomando lugar una vez más en estos días, y que por todo el mundo está llegando el mensaje de la Divina Voluntad.